martes, 11 de febrero de 2014

Brocante francesa. Los mercadillos en Francia


La fascinación que desde siempre he tenido por los objetos antiguos, no simplemente antigüedades sino todos esos objetos cotidianos de otras épocas, accesibles y bien cuidados (quizás conocidos ahora como artículos vintage), me ha llevado durante mucho tiempo a recorrer mi país en busca de esos objetos.




 En Francia existe una gran tradición en lo que en España se entiende como “mercadillo” o “mercado de pulgas” y en Francia se conoce como “Marche aux puces”. En estos mercadillo muchas veces fijos parecidos al del Rastro de Madrid, puedes encontrar desde profesionales que venden artículos antiguos de cualquier época pero accesibles al gran público, (es decir no antigüedades caras de esto se encargan los “Antiquités”) hasta particulares que vacían su casa y venden todo tipo de artículos de segunda mano (Les vides greniers).


En los mercadillos donde normalmente se juntan las brocantes, (tiendas especializadas que llevan sus artículos a estos mercadillos) y particulares que asisten puntualmente, puedes encontrar con tiempo y observación auténticas joyas del vintage.

Es simplemente un placer pasear con tiempo por estos mercados, hablar con la gente y estudiar todos los objetos que allí se apilan literalmente. Montañas de objetos, muebles, telas, etc. Pasear por algunos de estos mercados de las diferentes regiones de Francia te permite pasar algunas horas respirando una de las costumbres más arraigadas de la cultura francesa.



Para aclarar algunos términos aquí os pongo algunas definiciones.


Anticuarios: son profesionales donde se encuentra muebles y objetos de valor, siempre en buen estado o restaurados y firmados o por lo menos identificados en su época y creador. En muchas ocasiones cada uno tiene su especialidad.


Brocante: son profesionales donde se encuentra todo tipo de objeto y muebles de cualquiera época la mayoría de las veces en su estado original. Normalmente se desplazan a los mercadillos para vender sus artículos.


Marche aux puces: son mercadillos que mezclan profesionales y particulares para todo tipo de productos. En París los más conocidos son les marchés Porte de Cligniancourt et Porte de Vanves que se asemejan al rastro de Madrid, con tiendas fijas y puestos en la calle.


Les vides greniers : son mercadillos puntuales (un par de veces al año) para los particulares que venden cualquiera cosa de segunda mano. Literalmente “vacía Graneros”.

Brocante francesa 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...